¿Por qué el mini PC es un ordenador cada vez más popular?

Los ordenadores son cada vez más pequeños y potentes. Son los mismos aparatos que antes ocupaban el espacio de una habitación entera, pero ahora podemos llevarlos fácilmente en la bolsa del portátil.

Pero, ¿por qué detenernos aquí? ¿Por qué perseguir algo aun más compacto?

Estas son las preguntas a las que los creadores de los mini PC decidieron dar respuesta hace años. Así que, si no sabes qué es un mini PC o las ventajas que ofrece, estás de suerte. En este artículo aprenderás todo lo que necesitas saber.

¿Qué es exactamente un mini PC?

Como su nombre indica, un mini PC revoluciona la industria tecnológica reduciendo el volumen de nuestros ordenadores y los convierte en pequeños dispositivos que podemos llevar a cualquier lugar.

No te dejes engañar por la palabra mini. Un mini PC incluye todos los componentes que encontrarías en un ordenador de sobremesa convencional. Se incluye una moderna placa base, procesador, memoria RAM, disco duro y numerosos puertos de conectividad.

En lo que se refiere a su uso diario, estos pequeños ordenadores no tienen nada que envidiar a sus hermanos mayores. De hecho, algunos modelos avanzados como el GEEKOM Mini IT8 son tan potentes que pueden ejecutar aplicaciones tan pesadas como Photoshop, Sony Vegas e incluso algunos videojuegos.

¿Merece la pena comprar un mini PC?

Dado que los mini PC son más pequeños, en su día fueron ridiculizados por su limitada capacidad de actualización y rendimiento. Sin embargo, los últimos avances han cambiado esta percepción, ya que algunos mini PC ejecutan incluso los últimos juegos.

Aunque carecen de las funciones de personalización y la potencia de un ordenador de sobremesa, lo compensan de otras maneras. Sin embargo, debes asegurarte de tener otros periféricos para disfrutar de las ventajas de tu nuevo dispositivo.

Las ventajas de un mini PC

Si está interesado en comprar un mini PC, pero no está seguro de si debería hacerlo, tenga en cuenta las siguientes ventajas de pasarse a este formato más pequeño:

Pequeño y portátil

Empecemos por la ventaja obvia. Si te gusta el tamaño reducido de un portátil, te encantarán las diminutas dimensiones de un mini PC.

Olvídate de comprar una bolsa para llevar el portátil contigo mientras caminas todo el día. El mini PC adecuado será tan pequeño que cabrá en tu bolsillo. Por ejemplo, el GEEKOM Mini IT8 cabe fácilmente en el bolsillo de una chaqueta.

Siempre que tengas un monitor de repuesto, ya sea el de la oficina de tu colega o la tele de tu salón, podrás hacer funcionar tu mini PC sin esfuerzo. Sólo tienes que conectarlo al monitor y estarás listo para empezar.

Compáralo con un portátil. Tienes que llevar contigo el equipo completo con un trackpad, una batería y toda una pantalla. Pero con un mini PC, sólo tienes que llevar los componentes esenciales.

Bajo consumo de energía

Un tamaño reducido también implica una huella energética pequeña. Los mini PC pueden reducir considerablemente su consumo de energía. Esto es especialmente relevante para los usuarios que ejecutan aplicaciones pesadas hasta una docena de horas al día, como los editores de vídeo y los profesionales de los eSports.

Aunque no te preocupe ahorrar dinero en la factura de la luz, no debes subestimar la importancia de este bajo consumo.

Imagina una interrupción repentina de tu red eléctrica local. No podrás trabajar en absoluto porque tu ordenador de sobremesa no funcionará con un sistema UPS durante mucho tiempo. Y eso suponiendo que tengas un sistema UPS.

Sin embargo, con un mini PC puedes tener fácilmente una pequeña batería de reserva y utilizarla para alimentar tus necesidades informáticas durante un largo periodo de tiempo. Esto puede
ser un salvavidas para los profesionales, especialmente los que disfrutan de la libertad del trabajo a distancia.

Asequible

Se podría pensar que un equipo tan revolucionario costaría más que los ordenadores convencionales. Pero lo cierto es que un mini PC suele ser mucho más asequible que sus homólogos de mayor tamaño.

Esto es posible porque el pequeño tamaño supone un ahorro en materiales y mano de obra. Además, las empresas que producen estos modernos aparatos suelen contar con avanzados sistemas de fabricación para maximizar el ahorro y repercutirlo en consumidores como tú.

Así que si quieres un rendimiento informático de élite sin un precio de élite, un mini PC de marca es tu mejor opción.

Buen rendimiento

Muchos piensan que los mini PC no son lo suficientemente potentes para satisfacer sus necesidades informáticas. Y tienen razón. La mayoría de los modelos no pueden manejar nada más que la navegación ligera y el procesamiento de textos.

Sin embargo, no todos los mini PC son iguales. Puedes comprar un mini PC avanzado como el GEEKOM Mini IT8 para ejecutar algunas de las aplicaciones más intensivas. Este mini PC con procesador Intel i5 tiene suficiente potencia para ayudarte a editar fotos y vídeos, transmitir vídeos 4K, abrir docenas de pestañas del navegador e incluso jugar a videojuegos.

En otras palabras, un mini PC de calidad te dará mucha potencia para trabajar y también jugar.

¿Puedo usar un mini PC para jugar?

La mayoría de los mini PC no suelen estar diseñados para jugar. Aunque puedes jugar a muchos juegos con una tasa de fotogramas razonable, su rendimiento no está a la altura de los juegos modernos.

De hecho, a medida que avanza la tecnología de los PC, la capacidad limitada de los más pequeños son capaces de producir unos gráficos increíbles. Algunos mini PC se han convertido en una buen opción para jugar, y puedes or ampliar la memoria a 32 GB si necesitas más rendimiento.

¿Qué debes saber antes de comprar un mini PC?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerca de Mi Carrito
Cerca de Vistos Recientemente
Cerca de
Cerca de
Categorías